Publicado: 16 de Noviembre de 2018

Pequeños matices hacen grandes cambios.

En Arquigestiona entendemos que para adecuar una vivienda o un local para alquiler, necesitas un profesional que te ayude a realizar una reforma enfocada a dar valor al inmueble.

Un lavado de cara de la vivienda puede consistir en cambiar los sanitarios, iluminación eficiente, pintar o incluso un cambio de suelo, obteniendo con ello una despersonalización de la vivienda haciéndola más comercial y llegar a un mayor número de clientes potenciales.